Un Colegio que da clases


pasionhandball.com.ar. Finalizó otra edición del torneo Metropolitano Apertura de Femebal. La Liga de Honor caballeros como hace mucho tiempo, por suerte, es súper competitiva y se vienen definiendo los torneos en la última fecha. A veces con un duelo mano a mano, y otras con partidos en simultáneo.

En esta oportunidad, Colegio Ward llegaba como puntero habiendo resignado solamente 3 puntos en todo el torneo (derrota frente a Ballester en San Martin, y empate agónico y con sabor a derrota en Sedalo). Ganando el resto de sus compromisos: algunos de forma clara y contundente, y otros, por la mínima. A lo campeón, como se dice por ahí.

Los números en la última jornada lo obligaban a ganar para ser campeón sin depender de nadie. Con un empate, y una victoria de Ballester, los de Elio forzaban un desempate en cancha neutral. Y con una derrota, podría llegar a meterse Sedalo en la lucha forzando un virtual triple empate en el primer puesto.

Los partidos del Sábado eran: Ward – Quilmes / Ballester – River / Sedalo – UNLu.

A mediados del primer tiempo se daba la curiosidad que Ballester empataba, Ward perdía y Sedalo ganaba. Pero a la vuelta del entretiempo, el “efecto pucho Jung” se apoderó de los wardenses para encaminar un partido durísimo y con poco brillo hacia una victoria que terminó siendo inapelable. 11-11 al descanso marcaba el tablero, y luego de los últimos 30 minutos, se cerró con un 22-19 para gritar CAMPEÓN.

Este equipo que como bien dijo Julio Cantore en su Twitter el dia de ayer, hace un tiempo “el Ward no aparecía en el mapa del handball argentino.” y sin embargo hoy es un referente tanto de la Liga de Honor, como de las inferiores.

Con un plantel que no supera los 23 años de promedio, teniendo a un referente como Christian Canzoniero en el 3×2 aportando toda su experiencia en la cancha y en los entrenamientos, a un colo Vainstein con un excelente año en lo deportivo, en lo emocional y empujando siempre al equipo hacia adelante.
Un Juani Cantore en un nivel superlativo durante todo el torneo, asistiendo, convirtiendo… La vuelta del coco Basile que sumando quizás no tantos minutos, aporta mucho gol para la ofensiva. El jóven Horak con gran efectividad, las apariciones desde el banco de Adrian Pisani, los lanzamientos del chino Amato… Y muchos nombres que siendo muy jóvenes aún, podrían jugar en cualquier equipo de Liga de Honor tranquilamente. Y obviamente comandados por un excelente entrenador, que cualquier equipo que toca, raramente no consigue el éxito, El histórico “pucho” Jung dando muestras de su capacidad, secundado por Julio Cantore, otro de los que saben de esto, y mucho.

Felicitamos a este gran equipo, que siempre da que hablar, juega buen handball y no nos olvidemos que… entrenan en un playón, al aire libre… en verano y en invierno. A veces no hace falta cobrar un sueldo ni vivir de esto, para ser un profesional.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s